lunes, octubre 31, 2005

Disparos a Quemarropa!!

He aquí unos cuantos pensamientos breves sobre las vanalidades que se hablan en la actualidad, o sobre las cosas actuales que se hablan vanalmente:

TOROS EN GUAYAMI: No entiendo el por qué de la protesta. Veo dos facciones involucradas en el escándalo: los ambientalistas y los regionalistas. A los últimos, hay que decirles que la tauromaquia no se inventó en Quito, sino en España; y que ciudades como Lima y México también la practican. A los ambientalistas, hay que recordarles las condiciones en que se faenan las reses en la mayoría de los mataderos del país. Ese problema no sólo implica mal trato a los animales, faeneados de maneras stressantes y antihigiénicas. Ese aspecto sí nos afecta, mucho más que matar un toro en una plaza, pues conlleva a malos productos para el consumo humano.

Personalmente, la tauromaquia no me parece ni un arte, ni una masacre inmunda. La entiendo simplemente como un reflejo de nuestra animalidad. Es como jugar con la comida, tal como lo hace el gato, antes de comerse al ratón. Me choca el hecho que exista gente que pelee por los derechos de un animal no humano, ¡cuando hay tantas personas que viven en condiciones PEORES a las del toro! No se trata de un animal en vías de extinción. Se trata de un animal tan dependiente de los humanos, que seguramente morirá con nosotros, en caso que nos extingamos.

Quizás la tauromaquia me agradara más, si fuese una competencia mucho más justa. Es decir, si la confrontación "Hombre vs. Toro" se hiciera en iguales términos, tal como hacían los antiguos minoicos. Sin muletas, ni capas, ni espadas, el minoico corría hacia el toro, justo cuando éste pretendía embestirlo. La energía de la cornada era usada por el minoico -quien se agarraba de la cornamenta del animal- para darse un trampolín y evadir el ataque de la bestia. De ahí viene la expresión "agarrar el toro por los cuernos".

En todo caso, háganle caso al viejo Paul Mc Cartney. Sean tolerantes. "Vivan y dejen Morir". Antes de rayar la pintura de los autos parqueados afuera del coliseo, consideren el respeto a la propiedad privada, y aprovechen su actual organización para combatir cosas REALMENTE INHUMANAS, como el agua no potable que hay en el sur de la ciudad, la pornografía infantil, el coyoterismo, etc. ¿Quieren pelear por una causa noble? ¡Bien! ¡Empiecen por buscar causas HUMANISTAS!

CONSTITUYENTE VS CONTITUCIONAL: ¡El problema no es el método! El VERDADERO problema son los escogidos para realizar los cambios, que dicho sea de paso, sí son necesarios. Peor problema que los diputados somos nosotros, que los escogemos y nos quejamos. Los cambios que necesitamos ahora en este país se podrían hacer desde el Congreso y desde Carondelet, si no fuera por aquellos que ocupan las curules y los sillones. Este país vive actualmente sin Corte Suprema, sin Tribunal Constitucional, sin Contralor designado y sin Ministro Fiscal designado. ¡POR DIOS! Si Platón viviera, nos catalogaría de "Oligarquía"; en su verdadero significado, y lejos del entendimiento que los populistas tienen de la palabra.

Quizás una Constituyente con plenos poderes pueda llenar esos vacíos de poder, pero una vez más, la duda es, con quién. Quizás lo mejor sería adelantar las elecciones y darle facultades contitucionales al Congreso durante su primer año de gestión; siempre y cuando EL VERDADERO CAMBIO se realice, no en los tecnisismos, sino en nuestra expresión de voto.
Y Si aquellos que se hablan de métodos anticonstitucionales persisten con su palabreo, recuerden que lo que menos tiene de constitucional es estar sin organismos de justicia.
PREMIOS ITV: Me parece una verdadera injusticia lo que le han hecho a cierto canal de televisión. Deberían incrementar nuevas categorías; como mejor gorda lesbiana, noticiero más sangriento, tetona más estúpida, programa cómico más vulgar, comentarista deportivo más obtuso, la caricatura más repetida, etc, etc. Ahí sí, ¡los premios ITV sería un verdadero reflejo de nuestra "LIIINDA" televisión nacional!

viernes, octubre 28, 2005

VALE LA PENA VER: "LA FRAGUA DE VULCANO".


Se trata de la última escultura colocada en la ciudad. El autor, de origen catalán, plasma una plástica dura, sin delicadezas; lo cual quita este velo místico y deshumanizante que nos hemos acostumbrado a poner sobre los héroes. La dinámica de las piezas es interesante, pero lo que sobre sale de toda esta composición es la forma en que se integra al usuario dentro de la misma escultura, al permitirle integrase y recorrer la misma.


Aún así, esta escultura pudo haber tenido el mismo impacto sin necesidad de que la mal llamada "Plaza de la Administración" borrara de nuestra memoria urbana lo que alguna vez conocimos con el nombre del "Parque Sucre".

miércoles, octubre 26, 2005

Humor Refrescante: Garden State.


Zack Braff, el médico torpe de la serie "Scrubs" saca sus diversas facetas a la luz pública en esta película: escrita, dirgida y acutada por él. Y si bien en ninguna de estas actividades logra noquearnos del asombro, el resultado final es un filme ligero, fácil de seguir, de un humor novedoso y nada pretencioso.

A diferencia del tonto e hiperactivo personaje que interpreta en "Scrubs", Braff se apodera de un personaje, hecho totalmente por él y para él: Largeman, un joven que abandonó su aburrida Nueva Jersey para volverse actor. Su vida en Los Angeles no escapa de la tormentosa y mediocre vida que llevan aquellos que apenas empiezan sus carreras en el mundo de la actuación. Entre cada papel que consigue en alguna película mala, trabaja como salonero en un restaurante. Súbitamente, se ve obligado a regresar su estado natal, para acudir al funeral de su madre. El mentalmente entumecido Largeman padece entonces dos reencuentros importantes, como consecuencia de este viaje: uno, con sus antiguos compañeros del escuela; el otro, consigo mismo.

El personaje principal se va librando del intoxicante efecto de sus calmantes, a medida que transurre el filme y va descubriendo el mundo de sus viejas y nuevas amistades.

Curiosamente, el observador va apreciando que Largeman no es el único "entumecido" en el filme. Lo que los calmantes hacen en Large es lo mismo que hace la mediocridad en un amigo enterrador del cementerio, o lo que hace el dinero a un acaudalado conocido, que adquirió toda su fortuna mediante un rídicula patente: velcro silencioso.

Poco a poco, El personaje de Braff se encamina hacia el control de su vida; no mediante épicas luchas (esto no es "Cinderella Man", ¡por suerte!), sino descubriendo las cosas sencillas que hay a su alrededor y compartiéndolas con la cursi mitoma Natalie Portman, que interpreta -una vez más- a un personaje igualito a ella: adorable, limitado y cursi.

En todo caso, ¡película recomendada! Refrescante, chistosa y sencilla; como para desintoxicarnos de película chatarra y tanta televisión chatarra que pretende tenernos más entumecidos que nunca.

Loading...